martes, 16 de junio de 2015

Malos Padres



1 comentario:

Daniel Mendez dijo...

Ese sí que es un mal padre...una patada a la cerradura y ya está.