miércoles, 18 de noviembre de 2015

Para librarte de ir a una boda



1 comentario:

Irene Violeta Navarro dijo...

El único que no se puede salvar es él novio, ja ja ja ja ja